miércoles, enero 25, 2006

The emancipation of Flat Eric

Lo primero que debo hacer supongo que es felicitar el año nuevo a la poca gente que todavía se pase por aquí. También tengo que reconocer que soy un perro por no actualizar en casi un mes, pero tengo que alegar unas cuantas causas.

La primera es que el día 6 de enero me fui de casa. Lo cierto es que elegí un día demasiado poco apropiado porque las sensibilidades estaban a flor de piel y tanto Mrs Eric como yo somos grandes amantes del melodrama. Así que mientras yo me montaba en el autobús cargado de bártulos escuchando una música muy triste y miraba cómo llovía fuera, supongo que ella entraría en mi habitación y olería algo de la ropa que todavía no me había llevado. Tengo que aclarar que lo de mudarme no ha sido por malos rollos con Mrs Eric sino parte de un proceso natural que mucha gente retrasa hasta los 40 pero que no podía alargar más. Primer sueldo, primer mes de alquiler: así me las gasto yo. Y así estoy ahora, a dos velas hasta que cobre.

Acostumbrarme a la nueva casa me ha costado más bien poco, es decir, nada. Primero porque tengo dos compañeros, Eldu y Federiker, que son para comérselos. Segundo porque la casa es una auténtica pasada. Y tercero porque a mí vivir en el centro y no tener que coger miles de medios de transporte al día para hacer cualquier cosa me da la vida.

El caso es que en casa no tenemos todavía internet así que mi contacto con el bloguerío se reduce a esporádicas y furtivas ojeadas en el laboratorio. Pero en cuanto tenga conexión en casa volveré, vaya si volveré…

Y ya contaré algo más gracioso porque llevo una semana destrozado después de haber visto "Brokeback Mountain". La recomiendo a todo el mundo.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?