lunes, noviembre 21, 2005

Doctor Eric, acuda a radiología

Volviendo un poco al tema de las actualizaciones y demás, tengo que comentar que cada vez veo más difícil una actualización regular y próspera.

La razón es que desde la semana pasada estoy trabajando. Sí, trabajando, aunque algunos piensen que hacer el doctorado no es trabajar. El caso es que hace unos días me preguntaban en una entrevista cuál era mi sueño imposible y contesté que trabajar en algo relacionado con lo que había estudiado. Ahora puedo decir que estoy cumpliendo uno de los mayores sueños que he tenido jamás y todavía me cuesta creerlo.

Sin darme cuenta he pasado de tragarme AR todas las mañanas y básicamente vegetar cual ameba a levantarme pronto e ir a trabajar, en Metro, como la gente de la calle. Otra cosa muy excitante es que el laboratorio donde estoy está en un hospital, lugar en el que nunca me había planteado trabajar. Todo es nuevo, es una auténtica miniciudad. Lo que más me está costando es acostumbrarme a bajar a comer en el ascensor con camas que van a quirófano o salen de la UCI; yo que creía que nada me podía quitar el hambre. Pero miremos el lado positivo: esos celadores, esos uniformes. Ay omá.

La gente con la que trabajo es bien maja, pero es increíble la absoluta hegemonía del género femenino en el mundo de la investigación. Somos 5 tíos de un total de 25 que debe haber en el laboratorio. Yo de momento no estoy haciendo mucho: leo trabajos, me empollo el proyecto y meto la nariz en todos los experimentos que puedo. Y cada día que pasa salgo de allí más convencido de que no me he equivocado, y que aunque nunca vaya a vivir con grandes lujos, tener ilusión por hacer lo que te gusta es algo que no se paga con dinero.

Qué cursi todo.

|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?