miércoles, septiembre 21, 2005

Sin más

A ver esta entrada va a ser muy jincha porque me queda un suspiro en el cyber fuengirolo en el que me encuentro en estos momentos. Además la imagen de la tipa de al lado, que es igualita que Edith Salazar, enseñándole a su chorbo un tatuaje en el brazo por la webcam me ha hecho estremecer. Y para colmo, el cyber está lleno de rumanos teenager super cachas jugando al Doom y armando una que ni os cuento.

Qué bien se está en la playa, cuánto yodo estamos respirando y qué bien oiga, haciendo una vida de lo más saludable: se nos juntan las comidas, dormimos hasta la extenuación, y nos torramos en la playa hasta que el hamaquero nos echa. Bravo por el hamaquero, que aunque tiene una cara de ser un poco límite, está bastante morenito.

Y así nos tiraremos hasta el sábado. De ligar fatal, esto está lleno de franceses súper mayores y viejas integrantes de las waterproof. Así que me reservaré para Madrid, aunque me da que nanai porque voy a ir moreno no, lo siguiente, pero gordo como una pularda.

Por último: ayer me encontré en el pueblo con una hijadeputa que vivía en la residencia donde sobreviví tres meses en Dinamarca, aka Sally. Cómo habrá llegado la vaca burra hasta aquí, es una misterio que lo dejo para un remake de Expediente X.

|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?