lunes, marzo 21, 2005

Sun is shining, here they are

Pues sí, ya están aquí mi hermana y Pedro. Y se han debido traer el sol de Spain, que no las temperaturas, porque hace un sol inaudito (y un frío que te jodes). Ya me han dicho que soy un quejica y un poco trucha por andar quejándome todo el día del gris de la ciudad y del poco sol que se ve, pero es que está haciendo un tiempo que no lo recuerdan ni los más viejos del lugar.

Mañana iremos a Helsingør a ver el castillo de Hamlet, que por lo visto es una mierda, pero claro, estas cosas hay que verlas aun a riesgo de caer en el rollo mainstream borreguil. Hoy hemos constatado que Copenhague está invadida por hordas de españoles que todo lo arrasan. El españolismo no entiende de fechas, ni de costumbres religiosas. Aunque yo daría mi pierna prostética por irme para allá, comerme unas torrijas de las que hace Mrs Eric (sin desmerecer las que ha traído mi hermana, que son un pecado), ir a ver alguna de esas procesiones con la Chocho y que se nos pongan los pelos de punta escuchando una saeta, mientras Antonio Gala nos explica la devoción que sienten los gitanos por su Cristo de los Gitanos.

Así que a los que andan por allí, que aprovechen las suaves temperaturas. Y a lo que están en la playa, tres cuartos de lo mismo.

|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?