miércoles, marzo 09, 2005

"The Black Rose Trick Hotel" Episode I: de cómo llegamos al Hotel


Ann: Tío, qué bien me lo he pasado este finde.

Flat Eric: Nos lo hemos pasado pirata, ha sido de traka. Vamos a contarles a nuestros devotos lectores lo que nos ha pasado, desde el principio.

A: El mundo merece saberlo.

F:Todo comienza una tarde en que Antonella me habló de un espectáculo jartísimo en Malmö, Suecia. Y como me encanta meterme en tinglados chungos, pues me apunté y te obligué a venir conmigo.

A: Sí, la verdad es que hasta que no llegamos no teníamos ni zorra de a qué íbamos, pero precisamente el carácter loco loco del plan era lo que más nos seducía. "Mari, coge los trastos que nos vamos a Malmö, En Plan Travelling".

F: Cuánta razón tienes. Y para allá que nos fuimos, en el tren ese que casi nos piden todos los órganos donables, de lo caro que era el billete. Cuando llegamos a Malmö nos dimos cuenta de que había un microclima, no precisamente cálido, pero sí más benévolo.

A: Además era todo como muy sueco, que en contraposición a lo danés, que es más...

F: ...caro.

A: Descarao. Una vez atrenizados, y aterrorizados, descubrimos que no teníamos lo que es ni idea de dónde teníamos que ir.

F: Qué sinvergüenza! Sorry me, pero llevaba los deberes bien hechos, con todo un dossier de direcciones y sitios de interés general.

A: Vive Dios que lo eran. Nos dejamos llevar por un sexo sentido y por arte de birlibirloque llegamos al Hotel.

F: Qué cuadro la entrada, eh? Creíamos que no íbamos a salir de allí vivos. De momento un olor como a rancio que te cagas.

A: Sí, menudo pestazo. Total que llegamos a la recepción y nos encotramos a Antonella y su cuchipandi con cara de perro y de "non capito un cazzo", y no era para menos, porque a partir de la recepción el surrealismo fue in crescendo.

F: Nos metieron en una sala a hacer el check in. Una enfermera, rollo Bettie Page, y un soldado bastante jamono nos dieron instrucciones sobre el Hotel. A saber:

A: "Todo esto es por vuestra seguridad"

F: "Teneís que ir a haceros un checkeo médico al hospital de la planta de arriba"

(al día siguiente)

F: anda majo, que ayer te dió el punto y dejamos esto a medias.

A: ay señor, señor, qué malito estoy.... me apetecen unos gnocchis que estoy un poco ñoño.

F: que te he dicho que no podemos escribir ñ, coño, que estos teclados daneses no tienen, joder...

A: y si me dejo morir aquí, en el laboratorio? qué poco me apetece la fiesta de esta noche...

F: prosigamos con la historia...

A: prosigamos pues.

F: las recomendaciones del militar, "denunciad cualquier comportamiento sospechoso", etc.

A: yo me acojoné .

F: a mí me entró la risa tonta, como siempre.

A: y fuiste duramente reprendido por ello. Y ya luego cuando descubrieron que llevabas una chupa militar, se te cayó el culo a pedazos, que a quién pertenecía eso, que si eras militar, que si habías matado a alguien...

F: ya majo qué fuerte. Y tú, germánica, siguiendo con la regleta ;-D

(continuará)

|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?