viernes, febrero 25, 2005

Lipograsil, haz conmigo lo que quieras

Decidido: hoy es el primer día del resto de mi vida, hoy comienza la Operación Bikini del Øresund. Como bien dije yo no tengo dietista que me cante las 40, ni tengo vergüenza ni la conozco, así que hoy he tocado fondo y ya está bien. Mis propósitos:

1.- Eliminar mi ingesta de chocolate, que últimamente supone el 50% de mi aporte calórico y que algo me dice que muy bueno eso no es.

2.- El otro 50% de mi energía me lo proporcionan la cerveza y saludables alimentos como sandwiches de ensaladilla rusa de atún, smørrebrød de pescado empanado frito con mahonesa y remoulade, y shawarmas. Todo ello, aparte de saludable, muy fino, en plan delicatessen. Por tanto me cortaré con la cerveza, y trataré de prepararme ensaladas para comer en la cantina de la universidad, a base de pepino, lechuga, otras hierbas varias y otra vez pepino. Para cenar no hay problemas porque ya se encargan mis compañeros de piso de cocinar sin grasa, sin sal, sin proteínas, sin conservantes/estabilizantes y sin sabor.

3.- Terminantemente prohibido queda cenar copiosamente, salir y tomarse unas cervezas, para posteriormente deglutir 150 gramos de colesterol camuflado en forma de Classic Pepper, seguir tomando cerveza y por último, una vez llegado a casa, hornear una pizza precongelada, por si no había sido suficiente.

4.- Asimismo será sancionado el picoteo de platos o tuppers ajenos aprovechando despistes de los comensales, así como el rebañado de sobras de platos y bandejas cercanos.

5.- Aún a riesgo de ser inusitadamente poco original en un blog escrito por alguien de mi edad y preferencias sexuales, hoy me apunto al gimnasio. No sé si será el de las ventanitas cachondonas al que va Mike, o ese que inauguraban el día 18 de febrero al lado de mi casa y en cuyo solar los obreros todavía están removiendo tierra para poner los cimientos. Pero de hoy no pasa.

Espero con este paquete de medidas conseguir, en un período de tiempo razonable, dar un paseo en patines y short sin cinturilla a lo Mariah Carey, y pasarme por donde la Sirenita y que se muera de envidia del tipín que se me ha quedado. Y no sé por qué me da que de todo ésto es mucho más plausible que me ponga en plan Jesús Carballo, porque lo de ir en shorts por Copenhague a este ritmo va a ser una auténtica quimera.

Ya es viernes, y el fin de semana se promete movido. De momento esta noche tenemos pre-warming en la casa de Amager, para después ir a lo que hemos dado en llamar "el garito de depravación de al lado de mi casa". En realidad no sabemos si es:
a) un garito con o sin licencia, salidas de emergencia y humos,
b) una casa de meretrices,
c) o una casa privada

El caso es que el sitio se caracteriza por albergar unas fiestas del 15, con mucha gente, música hasta las tantas y me imagino que sustancias de la risa y estupefacientes de muchos tipos. Así que como moscas a la mierda hemos decidido personarnos esta noche y que Dios nos pille confesados. En caso de que las opciones correctas sean b) o c) va a ser muy divertido, ya que la central de la policía está justo enfrente, y uno ya tiene antecendetes penales.

Ya para despedirme, aprovecho para saludar a Mrs. Eric, que me consta me lee y cómo no, es la fan número 1. El que suscribe no sabía que su progenitora leía el blog en la sombra. Cuando se enteró (hace 1 post), la madre del artista dijo que no dejara de escribir, que no se iba a asustar de nada, que es lo que dicen las madres cuando se mueren de curiosidad por saber qué hacen los hijos, para luego llevarse las manos a a cabeza y decir cosas como "ay, hijo mío, ten mucho cuidado" o "hijo, si te pillan yo no te conozco de nada". Madre, para bien o para mal, todo lo que soy se lo debo a usted.

pd.- se aceptan envíos de lipograsil

|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?