domingo, enero 23, 2005

No me queréis nada

Una vez pasado el trago de la presentación en el laboratorio, y con mi notaza debajo del brazo, veo la vida de otro color. Aparte del tiempo estupendo que está haciendo, que nos hace pensar que algo muy malo se avecina, me doy cuenta de que ha llegado el momento de enfrentarme al último examen de la carrera, ese momento tan importante en la vida de todo universitario. Y por supuesto que no es un examen cualquiera, porque parece que siempre el último es el más jodido y uno nunca las tiene todas consigo... De cualquier forma, yo me licencio en junio, eso lo saben hasta los chinos.

Pues eso, lo de la presentación fue mucho. Me tocó exponer el primero, y como siempre en estos casos pude notar como se me secaba la boca como cuando te ponen el aspirador en el dentista y todos esos algodones, igual. Fueron las primeras diapositvas, porque después me emocioné y al final acabé con aplausos y todo. En ese momento me di cuenta de por qué no me habré dedicado al artisteo, con lo que me gustan a mí los aplausos. El caso es que en el turno de preguntas nos frieron pero capeé el temporal diestramente, mientras la bigotuda se mesaba el vello supralabial. La muy payasa no sabía por qué se utiliza formamida en FISH (fluorescent in situ hybridization), menos mal que estuve al quite. Y como ya escribí, después de las presentaciones llegó el coordinador con una caja de cervezas y allí todo el mundo cocido, profesores y alumnos, propios y extraños.

Si me tengo que quedar con algo del curso es haber conocido a Louise. El día que la vi por primera vez pensé que era como Ameliè, iba a cambiar mi vida. Su parecido más razonable es Elvira la bruja ("la reportera de vanguardia que no tiene retaguardia"). Con su blanca palidez, y su tierna mirada tras unas gafas rotas y pegadas con celo, me cautivó al instante. Porque es muy fuerte: ir un día con las gafas así vale; dos también, pero tres semanas así me indican que es un ser maravilloso, que se le rompen las gafas y le da igual, le pone celo y aunque no vea nada, aunque parezca Selma en Dancer in the dark, se pone el mundo por montera y va al laboratorio toda cegata.

El fin de semana ha sido de traka, del concepto "ser de traka". El viernes hicimos de tripas corazón y aunque arrastrábamos serias carencias de sueño decidimos salir a quemar la ciudad porque la ocasión bien lo merecía. Era la fiesta de despedida de Sara, que se iba a Nicaragua no sé cuántos meses, así que fuimos a su casa. Cuando llegamos estaba ya todo el mundo bastante piripi, y después de hacer una rueda de reconocimiento y unos cuantos fichajes nos metimos en una habitación a hacer una sesión fotográfica en la que Ann era como Almodóvar en "Laberinto de pasiones". McNamara se reboza por el suelo mientras le descuartizan con una blacandequer:
- "Te gusta la broca, te gusta su sabor"
- "Sí, sí!"
- "Dí que eres lo peor"
- "Soy lo peor!"
- "Dí que te lo mereces"
- "Me lo merezco!"
- "Ahora te llaman por teléfono"
- "Oye mira, fulanita, ahora no puedo quedar porque ha venido un psicópata asesino y me está destrozando viva, así que tengo que esperar a que termine de destrozarme completamente, y si sobrevivo, te llamo y nos vamos a un cutre bar a comer algo con muchísssima grasa... una fabada"

Después fuimos a un karaoke-bar, el más cutre del lugar (en este caso cutre es un epíteto: no añade ningún significado al sustantivo karaoke-bar, porque va implícito). Ann y yo subidos al escenario cual Connie & Carla, cantando Dancing Queen (no alcanzamos el tono ni de coña y tuvimos que hacerlo en falsete), Like a virgin y Pretty Woman. Y no nos cantamos el repertorio completo porque no nos dejaron, y nos echaron vilmente del lugar. Encima de que les levantamos el garito...

He decidido que en mi escala de necesidades ahora mismo es prioridad tener un fotolog, claramente, así que le voy a encargar a Yuu una cámara en condiciones, que se va a Japón. En unos días podré abrir un espacio en el que voy a dar cabida a todo tipo de personajes de traka y localizaciones de Copenhagen que van a hacer las delicias de todos los que estáis al otro lado del cable ADSL.



|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?