martes, enero 04, 2005

Highway to hell

Segundo día de infierno microbiológico.

La Hanne me tiene frito, está todo el rato detrás mío para ver cómo hago las cosas, la muy perra, no te jode, pero si le doy mil vueltas en el laboratorio.... encima es de esta gente que no sabe aceptar que ella también se equivoca, y siempre tiene que llevar razón. No sé cómo vamos a acabar. Lo que sé seguro es que en tres semanas de esta intensividad de curso llegará ese momento en el que acabas hasta la polla de tu compañer@, que siempre llega, y la mandaré a tomar por culo. Lo malo es que tampoco hay tanta confi; de hecho, no hay ninguna.

Hoy hemos tenido el placer de tirarnos 8 horas en el labo y disfrutar de una ociosa comida de 15 minutos. Es jenial, con j.

Siento que este intento de actualizar diariamente el blog no es buena idea: mi vida ahora mismo no es presisamente interesante. Así que paso a la sección críticas de cine. Hoy hablaremos de "El fantasma de la ópera", de Joel Schumacher. Estoy bastante a favor de la cinta, anque bien es cierto que los actores, con la excepción del propio fantasma, ponen menos emoción que el gordo de la lotería de este año. Lo que no acepto es la clase de críticas que hace mi amigo Luisja, profano en el género: "Es que están todo el rato cantando". No te jode, es un musical, si quieres ver cine mudo ya sabes dónde está la Filmoteca. Así que creo que la puesta en escena es bastante buena, y aunque no he visto el musical en el teatro, creo que se merece un aprobado. Por cierto, me meo cuando salgo del cine y oigo a una chica decir que el fantasma está tremendo, con un charco debajo de las piernas...

Y para terminar, sección gastronomía danesa. Hoy: smørrebrød. El smørrebrøod es el plato (si es que se le puede llamar así) típico de comida (lunch o frokost). Consiste en una rebanada de rugbrød (rye bread o pan negro con cereales). Ésa es la parte brød. La parte smør: mantequilla por encima. Ahora lo que se pone por encima va a gusto del comensal. Que eres vegetariano, como mis compañeros de piso: pones rodajas de pepino, tomate, cebolla, lechuga, y un buen chorro de remoulade, que es una salsa que va con todo, como La Casera. Que te pirra la carne y estas deseperado por meterte una buena dosis de acido úrico en vena: pues coges y pones medio kilo de roastbeef, preferentemente hurtado (como las hermanas), en lonchas, sobre un lecho de cebolla frita y remoulade otra vez - y devórame otra vez.

Velbekomme! (que aproveche).

|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?