miércoles, enero 26, 2005

Gracias España, gracias Dinamarca!

Ann y yo hemos estado en España hoy. Me explico: hemos ido a a la embajada de España en Dinamarca, que a efectos legales es suelo español. Y la verdad es que, parafraseando a Dorothy, "there is no place like home". Desde el primer momento nos hemos sentido como en nuestra piel de toro: nos han tenido esperando una hora en la puerta, algo de muy mal gusto con el FRÍO que hacía hoy. Tras un interminable papeleo Ann ha conseguido los papeles para votar en el referéndum de la Constitución Europea; no así yo, que soy medio retrasado y me he dejado toda mi documentación en casa. También hemos conseguido un bonito panfleto explicativo de la Constitución, con muchos colores pero descaradamente aburrido, por lo que imagino que votaré que no.

Hoy me explicaba mi jefe, Ole, que aquí el referéndum se está aplazando porque el gobierno sabe que va a salir NO y están esperando a que vote el Reino Unido, que todo el mundo sabe que va a ser NO WAY, y así no quedar muy mal delante de los socios. Así son los daneses de aguerridos y valientes. El muy cachondo ha dicho que España será claramente SI, ya que la UE nos está pagando las carreteras. Cabe destacar que ademas aquí estamos en medio de la campaña electoral. Según me han contado Jonas e Ida, las listas son abiertas, y así tenemos las calles llenas de posters con trescientos millones de candidatos de mil partidos, con lo que así el electorado se dispersa, y como dice Ann, se acaba votando al más guapo. De cualquier forma, por lo visto luego el partido al que pertenece el candidato más votado hace lo que le da la gana y elige al primer ministro a su antojo, así que no se por qué me da que a esta gente les están engañando. También puede ser que yo no me haya enterado muy bien.

La campaña en sí está siendo floja. En realidad aquí todos los partidos son de derechas: esta la derechorra, la derecha, y la derechilla. Y en lo único que difieren es en la posición antes la inmigración. Como pequeño apunte os comento que la derecha ha publicado hoy en el MetroXpress una publicidad en la que se veía una bandera de Turquía bajo una señal de prohibido; el anuncio decía que mientras ellos estén en el gobierno Turquía no entra en la UE ni de coña. Esto es la derecha, así que imaginaros como puede ser la derechorra (que es la que gobierna ahora).

Después de esta visita fugaz a España hemos ido a un ¿restaurante? que hay cerca de mi casa, llamado Chicky Grill Bar (rebautizado por Ann como Chiqui Big Band), para el que no tengo palabras y del que haré un reportaje fotológico próximamente en sus pantallas. Es el cutrebar al que hubiera ido McNamara de haber sobrevivido al descuartizamiento del que hablé en el anterior post. Bajo una luz indecentemente decadente, y con una banda sonora propia de bar de carretera de la Route 66, hemos engullido un plato que no tenía nada de colesterol. Lo mejor es que hemos tenido que interrumpir la partida de parchís que estaba echando la dueña/camarera/showgirl del local para que nos cobrara.

Y después, como yo no tenía nada que estudiar apenas, hemos venido a casa, se nos ha ido la pinza completamente y nos hemos cantado los dos discos de Rent seguidos, una detrás de otra. Es que tenemos que empezar a ensayar porque nos vamos a presentar al casting de un grupo amateur que va a representar Rent, y Ann y yo, Connie y Carla, vamos a estar allí. Ann tiene una gran voz y conseguirá el papel de Maureen o de Angel; a mí me dirán el mítico "ya te llamaremos", que en danés sonará fatal y me iré a casa llorando como cuando de pequeño en una competición de natación quedé el último y mis padres me compraron un diploma de mentira (un diploma de falomir), de la perra que tenía.

Por cierto, ayer empezamos el nuevo curso de danés y tenemos una profesora nueva que es la caña, se llama Lisbet y es de traka. No se por qué me da que va a dar mucho de que hablar.

|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?