jueves, enero 20, 2005

Envía "Hanne tono" al 5555

Me decido a actualizar con las fuerzas suficientes para aporrear las teclas de este mi teclado y meterme en la cama agotado. Hoy ha sido un día largo, pero mañana lo será mucho más. Mi lectores más fieles sabrán que estoy metido en un laboratorio intensivísimo que está acabando con mi vida, y que día a día (o cada día) sufro en silencio a mi compañera la bigotuda. Quería hablar hoy sobre los tonos. Sí, esos matices que le damos a nuestras palabras en el momento en el que salen de nuestra boca, y pueden ser incluso más importantes que lo dicho propiamente. El "cómo", por encima del "qué". Bueno, pues resulta que la bigotuda es una experta en los tonitos. Usa las cuerdas vocales a su antojo, y cada frase que me dirige lleva implícito un "lo estás haciendo mal". Me he tenido que morder la lengua más de una vez porque la bigotuda es amiga de mi amiga Bene, un gran apoyo en Denmark, así que prefiero que tengamos la fiesta en paz... Lo peor, sin embargo, está por llegar: los días que nos quedan los tenemos que dedicar a hacer una presentación que, por supuestísimo, me va a traer más de un quebradero de cabeza. Ahora, que como me toque mucho los cojones le cuento todo sobre su novio, que en realidad es gay y está con ella porque le recuerda a Freddie Mercury.

Hoy ha sido un día de hitos. Mi primera visita al médico en Denmark, era mi oportunidad de comprobar si el tan cacareado "high quality heatlh care system" de aquí es tal o no. Es de traka porque aquí el rollo consultorio no se lleva para nada, los doctores/as tienen consultas en pisos, casas, apartamentos, etc. Pero vamos, que he flipado con el piso en el que está la consulta de mi doctora. Con unas lámparas estupendas, que han despertado mi instinto de amigo de lo ajeno. Cuando ya me he decidido a llevarme una era justo mi turno. Y mi doctora es genial, porque en realidad es la mujer de Willow ("Elora será reina!"). La tía muy maja y tal, la he visto como tecleaba en mi ficha "young healthy spanish male", y me ha sonado a anuncio de chico de compañía, total, he salido de allí encantado.

También ha sido mi primer día en el gym, y es que he decidido quitarme de encima las alegrías que me he dado estas navidades en casa, que ya está bien. Como Mike tenía una tarjeta de invitación para una semana a su gym, he decidido ir a verlo por si me gustaba. Mike como loco por que viera las duchas, que son muy fuertes: hay una especie de muro de separación entre ducha y ducha, pero con una ventana tamaño A8 a la altura de la ingle, a ambos lados, para que nadie pierda comba de lo que ocurre en la ducha contigua. Y yo que soy muy pudoroso he pasado olímpicamente (preparados para tí) de ducharme, como aquella vez cuando era pequeño (no tan pequeño) y me cagué encima en clase de kárate y no me quité ni el kimono, salí corriendo y llegué a casa con cinturón marrón. Ahora, quiero decir aquí bien alto que no puedo más con tanta metrosexualidad. Abajo este invento de la Cosmopolitan y el Men´s Health, abajo los pendientitos y los cortes de pelo a lo Beckham, abajo los rayos UVA y sobre todo, muerte a la depilación masculina. El vello es bueno, súper a favor del vello, viva el vello!

Ya en casa, Ida y yo hemos estado descojonándonos vivos con un programa de la BBC que ponen aquí, llamado "The black school". Y es que el tema de los programas de telerealidad ya se nos ha ido de las manos. En este, un grupo de adolescentes británicos, a cada cual más pijo, son enclaustrados en un colegio, dónde reproducen cómo era la educación en los años 50. El primer día les quitaron toda la ropa, a los chicos les raparon, y a las chicas les quitaron hasta las compresas. En clase les humillan; les obligan a darse duchas de agua fría. Es muy fuerte ver a las niñas traficando con pintalabios (para qué los querrán), vaselina y compresas. Pero hoy ya ha sido mucho: el director ha reunido a los chicos en una habitación y les ha dicho que han encontrado "some disgusting sticky sheets"*, ante el estupor de los chavales que no sabían donde meterse.

*"sábanas pegajosas"


En otro orden de cosas, anuncio a mis queridos lectores que si alguien tiene pensado venir a visitarme vaya sincronizando con mi agenda, que desde esta semana está apretadísima:
- el primero en llegar es Maxi, desde Insbruck, del 13 al ? de febrero
- mi hermana y Pedro estarán aquí en Semana Santa
- los biolocos arrasarán Copenhague del 13 al 18 de abril
- y la madre del artista viene en el puente de mayo
Así que vayan comprando sus billetes y haciendo reserva.




|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?