miércoles, enero 26, 2005

Gracias España, gracias Dinamarca!

Ann y yo hemos estado en España hoy. Me explico: hemos ido a a la embajada de España en Dinamarca, que a efectos legales es suelo español. Y la verdad es que, parafraseando a Dorothy, "there is no place like home". Desde el primer momento nos hemos sentido como en nuestra piel de toro: nos han tenido esperando una hora en la puerta, algo de muy mal gusto con el FRÍO que hacía hoy. Tras un interminable papeleo Ann ha conseguido los papeles para votar en el referéndum de la Constitución Europea; no así yo, que soy medio retrasado y me he dejado toda mi documentación en casa. También hemos conseguido un bonito panfleto explicativo de la Constitución, con muchos colores pero descaradamente aburrido, por lo que imagino que votaré que no.

Hoy me explicaba mi jefe, Ole, que aquí el referéndum se está aplazando porque el gobierno sabe que va a salir NO y están esperando a que vote el Reino Unido, que todo el mundo sabe que va a ser NO WAY, y así no quedar muy mal delante de los socios. Así son los daneses de aguerridos y valientes. El muy cachondo ha dicho que España será claramente SI, ya que la UE nos está pagando las carreteras. Cabe destacar que ademas aquí estamos en medio de la campaña electoral. Según me han contado Jonas e Ida, las listas son abiertas, y así tenemos las calles llenas de posters con trescientos millones de candidatos de mil partidos, con lo que así el electorado se dispersa, y como dice Ann, se acaba votando al más guapo. De cualquier forma, por lo visto luego el partido al que pertenece el candidato más votado hace lo que le da la gana y elige al primer ministro a su antojo, así que no se por qué me da que a esta gente les están engañando. También puede ser que yo no me haya enterado muy bien.

La campaña en sí está siendo floja. En realidad aquí todos los partidos son de derechas: esta la derechorra, la derecha, y la derechilla. Y en lo único que difieren es en la posición antes la inmigración. Como pequeño apunte os comento que la derecha ha publicado hoy en el MetroXpress una publicidad en la que se veía una bandera de Turquía bajo una señal de prohibido; el anuncio decía que mientras ellos estén en el gobierno Turquía no entra en la UE ni de coña. Esto es la derecha, así que imaginaros como puede ser la derechorra (que es la que gobierna ahora).

Después de esta visita fugaz a España hemos ido a un ¿restaurante? que hay cerca de mi casa, llamado Chicky Grill Bar (rebautizado por Ann como Chiqui Big Band), para el que no tengo palabras y del que haré un reportaje fotológico próximamente en sus pantallas. Es el cutrebar al que hubiera ido McNamara de haber sobrevivido al descuartizamiento del que hablé en el anterior post. Bajo una luz indecentemente decadente, y con una banda sonora propia de bar de carretera de la Route 66, hemos engullido un plato que no tenía nada de colesterol. Lo mejor es que hemos tenido que interrumpir la partida de parchís que estaba echando la dueña/camarera/showgirl del local para que nos cobrara.

Y después, como yo no tenía nada que estudiar apenas, hemos venido a casa, se nos ha ido la pinza completamente y nos hemos cantado los dos discos de Rent seguidos, una detrás de otra. Es que tenemos que empezar a ensayar porque nos vamos a presentar al casting de un grupo amateur que va a representar Rent, y Ann y yo, Connie y Carla, vamos a estar allí. Ann tiene una gran voz y conseguirá el papel de Maureen o de Angel; a mí me dirán el mítico "ya te llamaremos", que en danés sonará fatal y me iré a casa llorando como cuando de pequeño en una competición de natación quedé el último y mis padres me compraron un diploma de mentira (un diploma de falomir), de la perra que tenía.

Por cierto, ayer empezamos el nuevo curso de danés y tenemos una profesora nueva que es la caña, se llama Lisbet y es de traka. No se por qué me da que va a dar mucho de que hablar.

domingo, enero 23, 2005

No me queréis nada

Una vez pasado el trago de la presentación en el laboratorio, y con mi notaza debajo del brazo, veo la vida de otro color. Aparte del tiempo estupendo que está haciendo, que nos hace pensar que algo muy malo se avecina, me doy cuenta de que ha llegado el momento de enfrentarme al último examen de la carrera, ese momento tan importante en la vida de todo universitario. Y por supuesto que no es un examen cualquiera, porque parece que siempre el último es el más jodido y uno nunca las tiene todas consigo... De cualquier forma, yo me licencio en junio, eso lo saben hasta los chinos.

Pues eso, lo de la presentación fue mucho. Me tocó exponer el primero, y como siempre en estos casos pude notar como se me secaba la boca como cuando te ponen el aspirador en el dentista y todos esos algodones, igual. Fueron las primeras diapositvas, porque después me emocioné y al final acabé con aplausos y todo. En ese momento me di cuenta de por qué no me habré dedicado al artisteo, con lo que me gustan a mí los aplausos. El caso es que en el turno de preguntas nos frieron pero capeé el temporal diestramente, mientras la bigotuda se mesaba el vello supralabial. La muy payasa no sabía por qué se utiliza formamida en FISH (fluorescent in situ hybridization), menos mal que estuve al quite. Y como ya escribí, después de las presentaciones llegó el coordinador con una caja de cervezas y allí todo el mundo cocido, profesores y alumnos, propios y extraños.

Si me tengo que quedar con algo del curso es haber conocido a Louise. El día que la vi por primera vez pensé que era como Ameliè, iba a cambiar mi vida. Su parecido más razonable es Elvira la bruja ("la reportera de vanguardia que no tiene retaguardia"). Con su blanca palidez, y su tierna mirada tras unas gafas rotas y pegadas con celo, me cautivó al instante. Porque es muy fuerte: ir un día con las gafas así vale; dos también, pero tres semanas así me indican que es un ser maravilloso, que se le rompen las gafas y le da igual, le pone celo y aunque no vea nada, aunque parezca Selma en Dancer in the dark, se pone el mundo por montera y va al laboratorio toda cegata.

El fin de semana ha sido de traka, del concepto "ser de traka". El viernes hicimos de tripas corazón y aunque arrastrábamos serias carencias de sueño decidimos salir a quemar la ciudad porque la ocasión bien lo merecía. Era la fiesta de despedida de Sara, que se iba a Nicaragua no sé cuántos meses, así que fuimos a su casa. Cuando llegamos estaba ya todo el mundo bastante piripi, y después de hacer una rueda de reconocimiento y unos cuantos fichajes nos metimos en una habitación a hacer una sesión fotográfica en la que Ann era como Almodóvar en "Laberinto de pasiones". McNamara se reboza por el suelo mientras le descuartizan con una blacandequer:
- "Te gusta la broca, te gusta su sabor"
- "Sí, sí!"
- "Dí que eres lo peor"
- "Soy lo peor!"
- "Dí que te lo mereces"
- "Me lo merezco!"
- "Ahora te llaman por teléfono"
- "Oye mira, fulanita, ahora no puedo quedar porque ha venido un psicópata asesino y me está destrozando viva, así que tengo que esperar a que termine de destrozarme completamente, y si sobrevivo, te llamo y nos vamos a un cutre bar a comer algo con muchísssima grasa... una fabada"

Después fuimos a un karaoke-bar, el más cutre del lugar (en este caso cutre es un epíteto: no añade ningún significado al sustantivo karaoke-bar, porque va implícito). Ann y yo subidos al escenario cual Connie & Carla, cantando Dancing Queen (no alcanzamos el tono ni de coña y tuvimos que hacerlo en falsete), Like a virgin y Pretty Woman. Y no nos cantamos el repertorio completo porque no nos dejaron, y nos echaron vilmente del lugar. Encima de que les levantamos el garito...

He decidido que en mi escala de necesidades ahora mismo es prioridad tener un fotolog, claramente, así que le voy a encargar a Yuu una cámara en condiciones, que se va a Japón. En unos días podré abrir un espacio en el que voy a dar cabida a todo tipo de personajes de traka y localizaciones de Copenhagen que van a hacer las delicias de todos los que estáis al otro lado del cable ADSL.



jueves, enero 20, 2005

Envía "Hanne tono" al 5555

Me decido a actualizar con las fuerzas suficientes para aporrear las teclas de este mi teclado y meterme en la cama agotado. Hoy ha sido un día largo, pero mañana lo será mucho más. Mi lectores más fieles sabrán que estoy metido en un laboratorio intensivísimo que está acabando con mi vida, y que día a día (o cada día) sufro en silencio a mi compañera la bigotuda. Quería hablar hoy sobre los tonos. Sí, esos matices que le damos a nuestras palabras en el momento en el que salen de nuestra boca, y pueden ser incluso más importantes que lo dicho propiamente. El "cómo", por encima del "qué". Bueno, pues resulta que la bigotuda es una experta en los tonitos. Usa las cuerdas vocales a su antojo, y cada frase que me dirige lleva implícito un "lo estás haciendo mal". Me he tenido que morder la lengua más de una vez porque la bigotuda es amiga de mi amiga Bene, un gran apoyo en Denmark, así que prefiero que tengamos la fiesta en paz... Lo peor, sin embargo, está por llegar: los días que nos quedan los tenemos que dedicar a hacer una presentación que, por supuestísimo, me va a traer más de un quebradero de cabeza. Ahora, que como me toque mucho los cojones le cuento todo sobre su novio, que en realidad es gay y está con ella porque le recuerda a Freddie Mercury.

Hoy ha sido un día de hitos. Mi primera visita al médico en Denmark, era mi oportunidad de comprobar si el tan cacareado "high quality heatlh care system" de aquí es tal o no. Es de traka porque aquí el rollo consultorio no se lleva para nada, los doctores/as tienen consultas en pisos, casas, apartamentos, etc. Pero vamos, que he flipado con el piso en el que está la consulta de mi doctora. Con unas lámparas estupendas, que han despertado mi instinto de amigo de lo ajeno. Cuando ya me he decidido a llevarme una era justo mi turno. Y mi doctora es genial, porque en realidad es la mujer de Willow ("Elora será reina!"). La tía muy maja y tal, la he visto como tecleaba en mi ficha "young healthy spanish male", y me ha sonado a anuncio de chico de compañía, total, he salido de allí encantado.

También ha sido mi primer día en el gym, y es que he decidido quitarme de encima las alegrías que me he dado estas navidades en casa, que ya está bien. Como Mike tenía una tarjeta de invitación para una semana a su gym, he decidido ir a verlo por si me gustaba. Mike como loco por que viera las duchas, que son muy fuertes: hay una especie de muro de separación entre ducha y ducha, pero con una ventana tamaño A8 a la altura de la ingle, a ambos lados, para que nadie pierda comba de lo que ocurre en la ducha contigua. Y yo que soy muy pudoroso he pasado olímpicamente (preparados para tí) de ducharme, como aquella vez cuando era pequeño (no tan pequeño) y me cagué encima en clase de kárate y no me quité ni el kimono, salí corriendo y llegué a casa con cinturón marrón. Ahora, quiero decir aquí bien alto que no puedo más con tanta metrosexualidad. Abajo este invento de la Cosmopolitan y el Men´s Health, abajo los pendientitos y los cortes de pelo a lo Beckham, abajo los rayos UVA y sobre todo, muerte a la depilación masculina. El vello es bueno, súper a favor del vello, viva el vello!

Ya en casa, Ida y yo hemos estado descojonándonos vivos con un programa de la BBC que ponen aquí, llamado "The black school". Y es que el tema de los programas de telerealidad ya se nos ha ido de las manos. En este, un grupo de adolescentes británicos, a cada cual más pijo, son enclaustrados en un colegio, dónde reproducen cómo era la educación en los años 50. El primer día les quitaron toda la ropa, a los chicos les raparon, y a las chicas les quitaron hasta las compresas. En clase les humillan; les obligan a darse duchas de agua fría. Es muy fuerte ver a las niñas traficando con pintalabios (para qué los querrán), vaselina y compresas. Pero hoy ya ha sido mucho: el director ha reunido a los chicos en una habitación y les ha dicho que han encontrado "some disgusting sticky sheets"*, ante el estupor de los chavales que no sabían donde meterse.

*"sábanas pegajosas"


En otro orden de cosas, anuncio a mis queridos lectores que si alguien tiene pensado venir a visitarme vaya sincronizando con mi agenda, que desde esta semana está apretadísima:
- el primero en llegar es Maxi, desde Insbruck, del 13 al ? de febrero
- mi hermana y Pedro estarán aquí en Semana Santa
- los biolocos arrasarán Copenhague del 13 al 18 de abril
- y la madre del artista viene en el puente de mayo
Así que vayan comprando sus billetes y haciendo reserva.




lunes, enero 10, 2005

Huracán Carter

Escribo con los pelos como escarpias mientras escucho una serie de canciones perpetradas por Luixi Toledo, que andan sueltas por el eMule, así que no sé qué clase de post me puede salir, me atengo a las consecuencias. Años más tarde me preguntaré por qué necesito ayuda psiquiátrica... Como La Chocho, que desde que la llevé a ver "Lo que la verdad esconde (What lies beneath)" se niega en rotundo a cerrar la puerta del baño cuando se ducha y evitar así que haga vaho y se empañe el cristal... son las cosas de la mente. Desde entonces siempre que vamos al cine tengo que darle ciertas garantías de que la película en cuestión es apta para ella (no para todos los públicos, sino para ella). Con respecto a la maldición de Cinecito, que nos persigue los días de Navidad, he de decirte que a medida que reposa, "The Machinist" me gusta más, aunque sigo pensando que le falta ritmo.

He de comentar mi día de Reyes. Por la mañana, antes de partir con rumbo a la DTU, había dejado en la mesa del salón unos detallitos para mis compañeros de piso: un espejo marroquí para Ida, una cajita de metal muy molona para Jonas, y para Ronan la edición danesa de Tesis, de Amenábar, traducida como "Snuff Movie". Con una notita diciéndoles que habían venido los Reyes Magos, en danés. Cuando llegué por la noche me esperaban con un brillo especial en los ojos, el mismo que dice mi madre que tenemos los chiquillos cuando llega el 6 de enero.
-"Mira en la nevera", me dicen.
En mi balda, una caja con los Reyes Magos dibujados a mano y una etiqueta que rezaba "til Álvaro". Dentro, yacía la más hermosa pieza de arte gastronómico jamás vista por mis ojos: un smørrebrød de carne que me hizo salivar cual perro de Pavlov. Además me habían comprado Delicatessen en DVD y me habían puesto unos pastelorros rellenos de chocolate en la habitación, con una nota: "para el cookie monster"; hay que joderse lo pronto que se me cala. Y por si no era suficiente habían preparado una cenita especial con velas y todo el tinglado. Tengo unos compañeros que no me lo creo ni yo. Después de pimplarnos 2 botellas de vino acabamos haciendo el cabra por la casa cámara de fotos en mano...

Este fin de semana, para los que no lo sepan, nos ha visitado en Copenhagen un bonito huracán de luz y de color. Se encontraba el que suscribe en casa de Ann O´Nadada, a donde se había dirigido con el fin de elaborar una paella con selectos y hurtados productos de la tierra, que iba a ser más tarde degustada por un heterogéneo grupo de italianos, polaca y griego. Sin embargo los cortes en la línea férrea impidieron que los arriba citados pudieran desplazarse al domicilio paelleril, no así el griego, Costas (Gavras), que nadie sabe cómo (cual Jasón y los argonautas, luchando contra viento y marea), sí pudo personarse. Lo que nadie impidió fue el cocinar de esa paella que nos metimos entre pecho y espalda, como los guiris, aunque Yuu (que es medio guiri) diga que eso no es de guiris. Paella que tumbó y dejó KO a Costas-Jasón, sólo os digo eso.

Y nada, tras el fin de semana huracanado ha vuelto la calma y he vuelto esta mañana a la rutina. El buen rollo que tenía hoy me lo ha jodido mi amiguísima compañera, que va y me dice:
- "Álvaro, you are so violent!"
Y todo porque tratando de hacer un replica plating me he cargado un filtro whatman (hablando en plata, que se me ha roto un trozo de papel). Así que sí, lo he hecho. La he clavado una punta de P1000 en la yugular y la he llevado al cold room del centro, donde la he descuartizado, triturado, y aislado su fracción mitocondrial y citosólica para alguna investigación. Cosas de la mente.

Me voy a buscar a la Estación Central a Sonsy, que llega con una amiga de Spain. Farvel!

martes, enero 04, 2005

Highway to hell

Segundo día de infierno microbiológico.

La Hanne me tiene frito, está todo el rato detrás mío para ver cómo hago las cosas, la muy perra, no te jode, pero si le doy mil vueltas en el laboratorio.... encima es de esta gente que no sabe aceptar que ella también se equivoca, y siempre tiene que llevar razón. No sé cómo vamos a acabar. Lo que sé seguro es que en tres semanas de esta intensividad de curso llegará ese momento en el que acabas hasta la polla de tu compañer@, que siempre llega, y la mandaré a tomar por culo. Lo malo es que tampoco hay tanta confi; de hecho, no hay ninguna.

Hoy hemos tenido el placer de tirarnos 8 horas en el labo y disfrutar de una ociosa comida de 15 minutos. Es jenial, con j.

Siento que este intento de actualizar diariamente el blog no es buena idea: mi vida ahora mismo no es presisamente interesante. Así que paso a la sección críticas de cine. Hoy hablaremos de "El fantasma de la ópera", de Joel Schumacher. Estoy bastante a favor de la cinta, anque bien es cierto que los actores, con la excepción del propio fantasma, ponen menos emoción que el gordo de la lotería de este año. Lo que no acepto es la clase de críticas que hace mi amigo Luisja, profano en el género: "Es que están todo el rato cantando". No te jode, es un musical, si quieres ver cine mudo ya sabes dónde está la Filmoteca. Así que creo que la puesta en escena es bastante buena, y aunque no he visto el musical en el teatro, creo que se merece un aprobado. Por cierto, me meo cuando salgo del cine y oigo a una chica decir que el fantasma está tremendo, con un charco debajo de las piernas...

Y para terminar, sección gastronomía danesa. Hoy: smørrebrød. El smørrebrøod es el plato (si es que se le puede llamar así) típico de comida (lunch o frokost). Consiste en una rebanada de rugbrød (rye bread o pan negro con cereales). Ésa es la parte brød. La parte smør: mantequilla por encima. Ahora lo que se pone por encima va a gusto del comensal. Que eres vegetariano, como mis compañeros de piso: pones rodajas de pepino, tomate, cebolla, lechuga, y un buen chorro de remoulade, que es una salsa que va con todo, como La Casera. Que te pirra la carne y estas deseperado por meterte una buena dosis de acido úrico en vena: pues coges y pones medio kilo de roastbeef, preferentemente hurtado (como las hermanas), en lonchas, sobre un lecho de cebolla frita y remoulade otra vez - y devórame otra vez.

Velbekomme! (que aproveche).

lunes, enero 03, 2005

Never been kissed

Primer día de clase, primeras cagadas en el laboratorio. Recuento de sujetos: 14.

- "Does any of you not understand danish?", pregunta el profesor.

Yo, convencido de que no soy el único, levanto la mano y me quedo mirando al tendido, dándome cuenta de que me he quedado solo, como en las películas americanas cuando el típico "nerd" se queda solo y todo el mundo le mira fatal; igual. Los hijosdeputa querían dar la clase en danés, pero el reglamento dice que en cuanto haya sólo una persona que no habla danés hay que dar la clase en inglés. Acto seguido ha dicho que nos teníamos que dividir en grupos, y me he visto cual Josie Asquerosi (Josie Grossie), repudiado por la clase. Pero al final he tenido suerte: una amiga de una muy amiga mía me ha mirado, y nos hemos dicho sí con los ojos; digo suerte porque la tía estudia como una perra, y aunque es un poco zoquete en el laboratorio, siempre viene bien tener a algún empollón mejor que a alguien que se toca el bolo.

Ya en el laboratorio, lo dicho, mi compañera que no sabe ni por dónde le da el aire, y una becaria alemana barbuda encima nuestro todo el rato. Y como bien saben Carol, Nagore, Lucy y Coloma, con los años me he convertido en un gran experto en cagadas varias en el laboratorio, y no por falta de maña sino por no leer los protocolos... pero esto no es como en España. Anda que no nos hemos reído, hasta casi ahogarnos, la Carol y yo; aquí las risas tornan en llanto. He hecho una cosa mal y la nerd de mi compañera, que en realidad se llama Hanne, se ha puesto toda nerviosita. Y a mí me ha entrado la risa tonta, un show. Pero bueno, al final todo ha salido más o menos. Luego nos hemos encontrado en una cena en casa de nuestra amiga común, y ya me ha dicho que a ver si mañana estaba más "fresco".

Mikel Yuu ya esta aquí, y Ann llega mañana. A ver si le pongo las pilas y actualiza el blog ya... y vaya paella que nos vamos a currar el sábado, con carne y tó!!!!

domingo, enero 02, 2005

Retorno a Cold Mountain

Bueno bueno bueno. Ya estoy de vuelta en la capital del reino de Hamlet. Después de las navidades en Madrid, que han sido totalmente veraniegas, vuelta al frío, la nieve, el gris del cielo y el ya es de noche a las 15h. Pero afronto esta nueva etapa con mucha ilusión y con energías renovadas.
¿Propósitos de año nuevo?Nada original: quitarme los 20 kilos que me he echado encima en diciembre. Primero los julefrokost, que son las comidas típicas navideñas de aquí, que se hacen durante todo el mes y en los que, con la excusa de ser virgen en esta celebración, me puse hasta el culo. Y después en Madrid, donde ni excusas ni ostias, he comido hasta reventar. Y lo malo es que siempre he tenido a alguien al lado que me dice "oye, córtate un poco"; pero claro, este año la consigna cambió por "pobrecito, mírale, con el hambre que pasa allí". Así que ayer casi me cobran en el aeropuerto por sobrepeso de pasajero en lugar de equipaje. Por cierto, la azafata de Iberia, quemadísima contándome que Iberia es la única compañía que vuela el dia 1 de enero a las 6 de la mañana, y con una cara de perjudicación tremenda, al más puro estilo Belén Esteban.

Estas minivacaciones de navidades han sido lo mejor, aunque demasiado cortas. Han sido de cervezas, croquetas, oreja picante y sepia con kilos de ajo; de risas y bailes hasta las tantas; de comidas pantagruélicas y añoradas sobremesas; de compras compulsivas y robos hermanados; en definitiva, justo lo que necesitaba para recargar las pilas.

El 2005 se perfila como un año de cambios, para mí y para muchos de vosotros. Tengo que meterme caña con el proyecto y empezar a buscarme la vida: doctorado en la universidad o curro en empresa privada; Copenhague o Madrid; qué vértigo.

Voy a poner las cortinas que me he comprado, y a empezar a hacer de esta habitación MI habitación.

Gracias por estos 10 días.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?