miércoles, octubre 27, 2004

La culpa de todo la tiene Celine Dion

La idea de crear un blog me inquieta, excita, asusta y flipa a la vez. Para empezar, porque uno no es un profesional de la escritura, ni mucho menos. No: soy un proyecto de científico con muchas dudas sobre su futuro y algunas ideas en la cabeza. Algunas ideas y muchas chorradas, para qué ocultarlo.

Diario de Flat Eric pretende ser un diario que ni muchisimo menos será diario, a menos que no me trastorne más aún de lo que estoy y me dedique a escribir con un cigarro en la mano y piedras en los bolsillos cual Nicole Kidman en Las Horas.

Y sin mas preámbulos paso a contaros que últimamente no se qué me pasa, pero tengo una sensación de vacío en el estómago que me preocupa. Aparte de el hambre (cuando se es estudiante, español, y se vive en un país nórdico, el hambre sí que es diario, a pesar de mi cleptomanía confesada, que será objeto de posteriores posts, valga la redundacia), creo que la culpa la tiene Michael. El sujeto en cuestión es un ciudadano norteamericano, de raza caucásica (aria, diría yo), residente en NYC y estudiante de master de bioinformática, ahí es nada. Pasando por encima la descripción física, que aparte de poco objetiva resultaría digna de Diario de una niñata, os tengo que confesar que me tiene la cabeza loca. Mi amiga La Chocho me dice por el Messenger:
“repite conmigo: polvo si, amor no, polvo sí, amor no!”

En realidad La Chocho teme que pierda los papeles por cualquiera mientras esté aquí y no vuelva cuando acabe el curso, así que su posición tampoco es objetiva. Pero tiene razón en una cosa: mis enamoramientos son demasiado. Empiezan siendo una atracción fisica brutal, para luego derivar en un sentimiento afectivo totalmente injustificado ya que por lo general en este punto todavía no he cruzado más de dos palabras con el sujeto. Este es el punto de retorno, ese que tantas veces he traspasado (y las que me quedan) y ya no hay vuelta atrás.

Historia de “lo nuestro”
Y pongo lo nuestro entre paréntesis porque me entra la risa. Todo empieza en la semana de introducción universitaria. Entre 1000 personas, Michael me llama la atención, no sé por qué, y yo, que bien podría ser ojeador de un equipo deportivo, le ficho instantáneamente, como hubiera hecho con Carol de haber estado aquí.
Días más tarde, en las clases de danés, veo que está apuntado, mira que casualidad. Cuando dos semanas más tarde me incorporo a clase, mientras abro la puerta de clase pienso:
“que sea esta, que sea esta...”
...continuará.

NB: sí, la culpa de todo lo que me pasa la tiene Celine Dion y Sky Radio por poner ese concierto llamado “Celine Dion: Live in Las Vegas”. Sky Radio es una emisora que puede llegar a superar la tasa de repetición de temas cuyo récord yo pensaba que ostentaba Kiss FM. Craso error: Sky Radio es capaz de poner la misma canción 5 veces en la misma hora, y son datos contrastados. ¿Le gustará a Michael Celine Dion? ¿Acabaré colgándome del cable de la radio, en el laboratorio?

|

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?